Archivo de la categoría: La paz como reflexión

El misterioso encanto de la entropía: La flecha del tiempo

María Barrera

Físico - Universidad Nacional de Colombia
Magíster en Filosofía -Pontificia Universidad Javeriana

Introducción

Un concepto fascinante en Física es la Entropía. La presente reflexión la ubico en el marco conceptual de la Física Clásica o Física Newtoniana.

Desde la física es posible hablar de la muerte de un organismo biológico y/o del universo, del orden y del desorden, de la economía al determinar el costo beneficio de un sistema, asimismo la física pudo prever los problemas que genera el cambio climático. Veamos estos problemas desde la entropía.

nicolas_sardi

Nicolas Léonard Sadi Carnot

Como todos los constructos físicos su construcción, a la fecha, lleva más de tres siglos y lo que va del Siglo XXI. Empezó de una manera muy tímida con los trabajos de Sadi Carnot sobre el calor, quien pensaba que era un fluido, lo cual fue desvirtuado y se redefinió como la agitación microscópica de las moléculas. La importancia de conceptuar el calor fue el gran avance para las máquinas de vapor y otras aplicaciones para hacer transformaciones de energía. En 1824 Carnot publicó Reflexiones sobre la fuerza motriz del fuego, donde se cuestiona ¿Cuál es el máximo beneficio de una máquina? Según sus apreciaciones afirma que el calor no se transforma en trabajo, sino más bien el flujo del calor de un cuerpo caliente a uno frío se puede utilizar para realizar un trabajo.

Cuando llegamos a flujo del calor, estamos entrando en materia, el flujo del calor tiene una peculiaridad única, este se da de los cuerpos calientes a los cuerpos fríos, se requiere una diferencia de temperatura. El calor espontáneamente solo fluye de lo caliente a lo frío, hasta que se igualan las temperaturas, cesando el flujo del calor, perdiéndose así la posibilidad de realizar trabajo mecánico, y la energía se ha disipado.

El físico alemán Rudolf Clausius en 1865, introdujo el concepto de entropía, representada por la letra S en función del calor transferido de un cuerpo a otro, que aumenta o permanece igual, pero en los procesos aislados no disminuye nunca, en lenguaje matemático esto es:

                                                                                 △S ≥ 0

 

Que se lee Delta de S es mayor o igual a cero. Expresión que se conoce como Segunda Ley de la termodinámica. Es más Clausius formuló las dos leyes de la termodinámica:

  • La energía del Universo es constante.
  • La entropía del Universo tiende[1] a un máximo.

La segunda ley, es lo que conocemos como la flecha del tiempo, apunta del pasado al futuro. El futuro lo tenemos cuando la entropía del Universo sea máxima. Como bien, lo dice Gerald Holton: “Esta afirmación deja de ser una trivialidad si reconocemos que no está asociada a las leyes del movimiento de Newton” [2]

 

El misterioso encanto de la entropía: La flecha del tiempo

Los físicos y los filósofos llevan siglos y siglos preguntándose qué es el tiempo. Hablar del tiempo es un diálogo interdisciplinario, la ciencia, la filosofía, el sentido común, en general la vida se cuestiona por el tiempo. Desde la física, tenemos que nuestras variables, tienen por sustrato que varían en el tiempo. Hablar de la flecha del tiempo es diferenciar el pasado del presente, es preguntarnos cuando un fenómeno es del pasado o se da en el presente, las ecuaciones no nos ayudan a dirimir esta inquietud son indistinguibles para tal efecto. No obstante, la ecuación Delta S “es la ecuación de la flecha del tiempo.”[3] “Es la única ecuación de la física fundamental que conoce la diferencia entre pasado y futuro, la única que nos habla del fluir del tiempo. En esta inusual ecuación se oculta todo un mundo”[4] (La cursiva es mía).

Cómo se entiende esto: si vemos rodar una pelota y esta se detiene, de inmediato distinguimos el pasado del presente, en el pasado la pelota mediante un tipo de energía entró en movimiento. La pelota se detuvo por el rozamiento y ese efecto generó calor. Ese calor se disipa en el aire y no es posible recuperarlo. Se podría afirmar que solo donde hay calor se puede diferenciar el pasado del presente. No obstante, una cosa es la flecha del tiempo y otra el tiempo. El tiempo fluye en el flujo del tiempo, bien sea que lo captemos o esté traslapado en la física newtoniana. No tiene una unicidad, existen tanto tiempos como fenómenos hay, el tiempo es un tipo de ordenamiento, para los eventos físicos. El conjunto de todos los tiempos es el tiempo.

 

La muerte y la entropía

Interesante el debate sobre la muerte térmica del Universo, en el año 1854, Von Helmholt, cayó en la cuenta que con el fluir del tiempo se llegaría al enfriamiento del Universo, toda la energía se transformaría en calor a temperatura constante y con ello el cese de todo tipo de interacciones y el Universo quedaría en reposo, esto se denominó la muerte térmica del Universo,  con los postulados y avances de la física moderna, se ha revaluado un poco está teoría (esto será tema de otra reflexión). Lo importante de esta idea, que tiene mucho contenido de verdad es el hecho del concepto muerte asociada a la igualdad de temperaturas.

Por extensión y desde la entropía se puede entender la muerte de un organismo biológico como el estado en el cual el organismo no puede intercambiar calor, porque alcanzó el equilibrio térmico con el medio ambiente. No es que los muertos estén fríos, están a temperatura ambiente y los vivos a una temperatura promedio de 36,5 ℃ , y lo que se experimenta es el flujo del calor   hacia el cadáver. Del mismo modo como el Universo queda en reposo, el organismo vivo queda asimismo en reposo.  En el fluir del tiempo, se empieza un aumento de entropía con la descomposición del organismo.

 

La sociedad y la entropía

mineria ilegal_portafolio

La minería ilegal de oro en Colombia se niega a morir. Revista Portafolio

Henry Adams, (1838-1918) historiador norteamericano en su obra más conocida de los últimos años de su vida fue Carta a los profesores americanos de historia (Letter to American Teachers of History, 1910), en donde expone la teoría por la cual el primer principio del “impulso” histórico es la segunda ley de la termodinámica: la ley de la dispersión de la energía.[5] En este escrito (1910) considera que si los historiadores fueran conscientes deberían no ignorar los últimos resultados de la física en los cuales la sociedad humana como el Universo debe terminar en degradación y muerte. Adams encontró, en su época muchos ejemplos para confirmar que la raza humana iba de mal en peor. Qué tan lejos están estos análisis de Adams de la época actual, donde corremos hacia la destrucción del planeta con el cambio climático, las fumigaciones con productos cancerígenos, la masacre de las abejas, la extracción del petróleo por el fracking, la contaminación de los ríos por la minería con mercurio, y demás macro problemas éticos, donde prima es el enriquecimiento de unos pocos ciudadanos del mundo. Adams fue un visionario, tuvo la capacidad de ver más allá de su época. Puede que muchos de sus análisis no sean exactos pero las conclusiones sirven para continuar con la reflexión.

 

Orden y desorden

El hilo conductor de los ejemplos anteriores es el desorden. El aumento de la entropía implica desorden, un ejemplo bien simple: cuando un profesor está en clase hay relativo orden en el aula, si por algún motivo el profesor sale, cuando vuelve al salón, la probabilidad de que los estudiantes estén en la misma situación de cuando el salió es casi nula, en ese momento el aula es un desorden. El profesor es una fuerza externa que constriñe al sistema estudiantes, y los mantiene en orden al salir el sistema evoluciona hacia la máxima entropía o máximo desorden.

No obstante para hablar de desorden en el sentido de entropía debemos salir del marco conceptual de la física newtoniana y entrar a la física probabilista de muchas moléculas. En el ejemplo del aula de clase  el número de partículas (estudiantes) es muy pequeño, y sin embargo se cumple.


Notas

[1] Tiende, es una palabra de corte animista, que generó muchas especulaciones en la historia de la física.

[2] Holton, pag. 424

[3] Rovelli,  El orden del tiempo. Editorial Anagrama, Barcelona 2018, pag. 27

[4] Ibid, pag. 27

[5] Tomado de Biografías y Vidas.

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/a/adams_henry.htm

 

 

Exigimos explicaciones a la Revista Semana

María del Amparo Barrera

semanaEn estos días explotó una situación realmente aterradora: el New York Times publicó la información de la “posible” segunda versión de los mal llamados “falsos positivos” cuando el verdadero apelativo debe ser “masacres de Estado”. Es infrahumano que las masacres de Estado se dieron en los sectores más vulnerables de la sociedad, no hubo ni un solo muerto entre los sectores con capacidad económica. ¿Es que las personas mas vulnerables son, por definición, carne de cañón del Estado?

Aún más impactante que la misma publicación es el hecho real que algunos medios de comunicación colombianos tenían la información y aparentemente la engavetaron. Ese es el tema de la presente reflexión.

En Colombia se edita la Revista Semana, una publicación muy antigua, que tiene columnistas de diversas tendencias políticas, dando la visión de una publicación pluralista. Esta revista es muy estimada por la población y cuenta con buena credibilidad.

Lo impensable es que la información suministrada por algunos miembros de las fuerzas militares al New York Times fue conocida previamente por Semana. ¿Qué pueden esperar los ciudadanos de cualquier país del mundo, de sus medios de comunicación, ante una situación como la dada? Creo que es elemental que esa información se haga pública, por el bien del país y sus habitantes.

Ahora bien, todo parece indicar que la junta editorial de la revista Semana ocultó la información y como cualquier niño de primaria “acusetas” se fue a la Casa de Nariño a informar al gobierno, obvio que recibió la orden de ocultarla.

¿Qué se puede inferir de este proceder? La respuesta deja un sabor amargo, salta al intelecto la idea de que Semana apoya las masacres de Estado, lo cual es impensable en un medio de comunicación como este, en el cual una gran mayoría de colombianos han depositado su confianza, es una traición a la buena fe de las personas. Es inconcebible que haya colombianos que pudiendo evitar este despropósito callen y no lo hagan público.

Desde mi óptica, Semana no tiene justificación. Sabemos que el presidente actual no funge como tal, que una gran mayoría de colombianos sentimos que está acéfalo el país, que el nivel de popularidad del jefe de Estado está por el suelo y que no hay gobierno; por ende, la ingobernabilidad está superando todos los días los parámetros permitidos. Si Semana pensó hacerle un favor al gobierno cometió un craso error, así no se ayuda a subir la imagen de un hombre que no da la talla de presidente y que cada día cae más y más bajo.

Por tanto, Semana tiene que darnos explicaciones a los colombianos. Semana no puede pasar de agache. Debe decirnos cuál es su verdadero compromiso con la información y con el pueblo, que no es ocultando información, siendo servil al régimen. El día en que los medios de comunicación entiendan que su verdadero compromiso es con la verdad, la ética, los ciudadanos y la independencia, ese día Colombia tendrá un mejor amanecer.

Como toda moneda tiene dos caras, lo bueno de la actuación desafortunada de Semana fue el hecho, para aplaudir, que ni más ni menos el New York Times, que es un diario de talla mundial con toda la credibilidad, publicó la información que se hizo viral en el redes y fue noticia en diarios internacionales, donde hay una comunidad que tiene los ojos puestos en Colombia a raíz del proceso de paz que se firmó con la extinta guerrilla de las Farc. También es bueno resaltar que en general gran número de colombianos ya no nos sentimos solos en manos de los depredadores de la paz y de la justicia en Colombia.

Semana debe pedir perdón a Colombia y empeñar su palabra en la no repetición.


Publicado en “Las 2 Orillas”. Disponible en https://www.las2orillas.co/exigimos-explicaciones-la-revista-semana/

Colombia y los medios de comunicación

María del Amparo Barrera Silva

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando el cerebro se impacta por la cosmovisión que reina en Colombia, fruto de la información con que día a día nos bombardean los medios de comunicación, emergen cuestionamientos sobre la importancia de la formación de la racionalidad colectiva en un país dominado por la corrupción. El pasado miércoles 6 de febrero, los noticieros radiales, sin excepción, iniciaron la información sobre la crisis en Venezuela. Me quedó grabada en la mente la frase: “La noticia más importante del mundo y de Colombia es la crisis en Venezuela”.

Desde mi óptica, es una noticia falsa. En Colombia estamos en un punto de inflexión demasiado peligroso fruto de la aberrante corrupción que ha permeado a todos los estamentos de nuestra sociedad, considero que:

  • La Fiscalía General de la Nación, que es palabra mayor, está en manos de un personaje siniestro y corrupto, que arma montajes, para permanecer atornillado en el cargo, apoyado por los políticos y particulares tan corruptos como él.
  • El presidente del Senado una ficha de un sector político, un cuasi analfabeta, que convirtió el Senado en una plaza de mercado, que ofrece el líchigo al mayor postor, que miente en público y en privado, que engaveta los documentos que le ordena su mentor.
  • El asesinato de los líderes sociales, periodistas independientes (en Colombia hay pocos, esos pocos son excelentes y tienen temblando a los corruptos), políticos alternativos y sus seguidores.
  • Un ministro de Defensa, que evade sus responsabilidades, porque es otra ficha del establecimiento corrupto, y las explicaciones a esta masacre son dignas de un infante de 10 años.
  • El ecocidio del río Cauca, que genera desplazados, hambre y miseria a los habitantes río abajo del Bajo Cauca Antioqueño. El río Cauca es una de las dos arterias fluviales mas importantes del país, lo han convertido en un riachuelo por la construcción de la fallida obra Represa de Hidroituango, que tarde o temprano va a reventar generando una catástrofe sin parangón en la historia de Colombia.
  • La justicia permeada por la corrupción, a tal extremo qué así como se habla de carteles de criminales, se habla, sin rubor, del Cartel de la Toga.

¿Qué tienen en común todas estas atrocidades? Volver trizas el acuerdo de paz firmado entre el Estado Colombiano y las FARC, con la debida veeduría internacional, y ajustado a todos los lineamientos de la legislación internacional. Firmada la paz, se vino al piso años y años de oscurantismo en Colombia. La paz, firmada por el Estado colombiano con las FARC fue el punto arquimédico, generó que saliera a flote la corrupción en que estábamos inmersos. El acuerdo firmado, tiene por eje principal la Justicia Especial para la Paz (JEP), que subyace en la justicia para las víctimas. Ahí esta el meollo de la cuestión, no son solo de las FARC; también hay victimarios en las Fuerzas Armadas de Colombia, en políticos, en togados, en particulares como empresarios, industriales y banqueros; además, del brazo armado mal denominado “Águilas Negras”, que “nadie” sabe quiénes son y que a diario asesinan a líderes sociales, a políticos alternativos del régimen y a sus seguidores. Ahí entra de inmediato el fiscal, con montajes para desviar la atención apoyado por el presidente del Senado y togados, y con la anuencia de periodistas inmersos en la corrupción, tanto en cadenas radiales como en medios impresos. Se sabe, pero no se investiga, sobre los casos de periodistas que tienen sus dineros en paraísos fiscales para evadir impuestos, otros son familiares o tienen relaciones personales con reconocidos corruptos, y todo se tapa con “hagámonos pasito”.

Por otro lado, es claro que los periodistas tienen su derecho a la opinión y mostrar que Colombia es un paraíso y que el problema principal, por estos días es Venezuela, saben que nunca serán juzgados, la Constitución los protege. Pero, es ético, es moral, hasta dónde llega el juramento del momento de Grado. Pueden manipular, de modo colectivo la conciencia de un pueblo, sin castigo humano, será que pueden evadir la Ley de la Compensación, la justicia Divina! Ahí les dejó esta inquietud.

 

 

 

La política, la objetividad y las teorías de las ciencias naturales y sociales

 

Caminante…‏ @arman075 11 jul. 

En respuesta a @GuillermHerrers @FedericoMR24 @VickyDavilaH ‪@AlvaroUribeVel @FiscaliaCol

Ósea que por que Uribe esta siendo investigado hay que dejar entrar a quién esta comprobado es narcoguerrillero creó que no están siendo objetivos y con eso no digo que Uribe sea santo pero aún sigue siendo la persona que mayor cantidad de adeptos



‎@Madelampa
 El anterior trino es textual, así lo publicó su autor. Tanto la manera como está escrito, como su contenido, me motivan a la siguiente reflexión. Me centraré en “con eso no digo que Uribe sea santo, pero aún sigue siendo la persona que mayor cantidad de adeptos”.

La historia de la ciencia natural, en especial de la física, es un laboratorio epistemológico, que nos muestra los fracasos y los éxitos del intelecto humano. A lo largo de la construcción del conocimiento científico, se han dado varios paradigmas para explicar los fenómenos naturales y el modo de mirar e interrogar a la naturaleza. Grosso modo hemos pasado por varios modelos; por ejemplo, durante muchos años se creyó que la Tierra era plana, esto lo creía todos las personas que estaban en el mismo lugar geográfico, no había nada para poner en tela de juicio este visión proporcionada por los sentidos. ¿Es cierto? ¿La Tierra es plana?

Dando un salto enorme, llegamos a la Física Newtoniana, una de las teorías de la física más leídas y puesta bajo condiciones experimentales. Lo anterior es una de las características más importantes de la física. El poder, bajo las mismas condiciones experimentales, repetir el experimento y obtener los mismos resultados. Más aún, Einstein, superó esta visión cuando postuló la Teoría de la Relatividad, la más “escondida” a los sentidos, en la Teoría de la Relatividad hay que ir contra los sentidos. Cuando Einstein  hizo su formulación teórica de la Teoría de la Relatividad, propuso el experimento que podría falsarla o comprobarla en términos popperianos. Experimento que se llevó a cabo años después. Traigo a colación la teoría einsteniana, porque está invalidó conceptos básicos de la física newtoniana; como son el espacio y el tiempo absolutos.

Este corto paréntesis, nos lleva directamente a “La metodología de los programas de la investigación científica” de Imre Lakatos. Quién a partir de los problemas de demarcación de la ciencia, afirma “Muchos filósofos han intentado solucionar el problema de la demarcación en los términos siguientes: un enunciado constituye conocimiento si cree en él con suficiente convicción, un número suficientemente elevado de personas”.

Ahora bien, si el señor que menciona el amigo en el trino, tiene muchos “adeptos” (yo diría adictos), no es una prueba fehaciente que lo que dice, hace, o piensa sea la correcto. Lakatos también afirma: “Realmente lo que caracteriza la conducta científica es un cierto escepticismo incluso con relación a nuestras teorías más estimadas”. Asimismo, podríamos extender lo anterior afirmando que lo que caracteriza a una mente racional es; con respecto a nuestra cosmovisión social y política, una toma de conciencia crítica frente a los hechos sociales y políticos; en otras palabras tener movilidad conceptual, y captar la esencia de los hechos que nos llegan como dardos directos a la razón.

Se dirá que lo dicho anteriormente es válido sólo para las ciencias naturales, pero en las ciencias sociales hay un tipo de epistemología que establece las diferencias entre objetividad/subjetividad. ¿Qué es lo objetivo en este caso? Qué está siendo investigado, o qué la objetividad se vuelve subjetiva cuando no hay justicia por la corrupción, cuando se tiene maniatada la justicia por elementos denominados en Colombia “cartel de la Toga”, en Derecho para juzgar hay reglas, hay un “metro” o aparato de medida denominado: Constitución Política de Colombia”, la cual se enraíza o se lleva al concreto en leyes y decretos. ¿Qué es más repudiable ser un narcoparamilitar o ser un guerrillero, dónde está el metro para medir? ¿Qué apenas está siendo investigado? Si, se habla de 300 investigaciones en curso, me pregunto ¿Qué es lo subjetivo y qué es lo objetivo? Subjetivo es hacer juicios de valor para afirmar que es peor o mejor, depende de quien lo diga y del cómo le ha ido durante el conflicto; objetivo es mira el problema como dos caras de un mismo problema al cual hay que buscarle solución, dentro de una concepción de patria en donde todos podemos ser artífices de la verdad, la justicia y la reparación a las víctimas; tener presente el norte, no más guerra fratricida.

COLOMBIA Y SU PUNTO DE INFLEXIÓN: 27 de junio de 2017

COLOMBIA Y SU PUNTO DE INFLEXION

No hay palabras para describir lo acaecido en nuestra patria el 27 de junio de 2017, los medios de comunicación han usado muchas expresiones, pero realmente lo que se siente en el cerebro y en el corazón no tiene expresión, es tanta la perplejidad del hecho que las palabras no lo agotan: Las FARC hicieron la dejación de armas por personas, y no lo hicieron de cualquier modo, lo hicieron ante el mundo, las recibió la ONU, los garantes y especialmente frente a todos nosotros los colombianos. Es un hecho sin precedentes.

 

Ahora bien, todo lo relacionado con la entrada a la vida civil de nuestros compatriotas los antiguos miembros de las FARC fue modélico ante el mundo, nuestro proceso de paz, no tiene parangón, el mundo civilizado está impactado por la magnitud y método seguido: Colombia se sobró!

 

Digno de mención el acto final de entrega de armas por personas, fue organizado por las FARC, en Mesetas, municipio del Meta, departamento de Colombia, fue un acto sencillo, no tuvo el boato de una organización en Cartagena de Indias ni en otro lugar espectacular, de los muchos que tenemos en nuestro país, fue un acto digno de Colombia, donde vimos las trochas que tenían que atravesar los asistentes, vimos la infraestructura de esa zona veredal y vimos a una Colombia que; no obstante, estaba renaciendo en esperanza. Esperanza que emergió, simbólicamente con la presencia de una pareja de las FARC con su niña de tres meses, niña que nació en una Colombia en paz con las FARC.

Las palabras del representante de la ONU garante y receptor de las armas, dejaron en claro que la entrega fue a satisfacción, que se recibieron más armas personales que guerrilleros censados, armas en buen estado, armas que funcionan, armas modernas, todo un capital en el mercado negro, millones y millones de pesos colombianos en armamento. El discurso también fue una apología al proceso colombiano, cosa curiosa, los extranjeros reconocen más nuestro proceso que muchos compatriotas llenos y saturados de odios! Las palabras de Rodrigo Londoño “Timochenko” muy en su punto, habló claro y preciso, falta llevar a la praxis, mucho y especialmente el compromiso del Estado colombiano con los exintegrantes de las FARC, compromiso que involucra, la seguridad de sus vidas, la reinserción en la vida civil, asimismo pidió a la ONU continuar su función de garantes, para no abandonarlos a su suerte y estar pendientes de la seguridad que el Estado les tiene que dar, no es un favor, es un deber ser, es el compromiso de Colombia, no es sólo el compromiso del presidente Santos, sino de todos y cada uno de los colombianos preservarles la vida, no exterminarlos. Así como las FARC han cumplido todo lo pactado en la Habana, el gobierno debe cumplirlo, así de sencillo, fue un compromiso entre dos organizaciones que tienen palabras y eso es lo que esperamos los colombianos.

Las palabras del presidente Santos, fueron muy emotivas, creo que ni el propio Santos creía que lo que estaba viviendo fuera un hecho real. Habló de la Colombia sin las FARC como grupo armado, y de éstas como colectividad política que tiene ganarse su espacio con la palabra y como dijeron el presidente Santos y Londoño: Adiós a las armas!

 

Santos tiene ganado un lugar muy privilegiado, en la historia de Colombia así como es un icono mundial, a la misma altura de Mandela, lo que le han reconocido en el exterior: Premio Nobel de Paz, Doctorado Honoris Causa, de la Universidad la Sorbona, y tantos otras distinciones que le han otorgado en el exterior lo tiene bien merecido por su tesón para alcanzar lo que estamos celebrando. Hablo de Santos como artífice de la paz con la FARC. Como físico tengo superclaro lo que son eventos independientes, pongo un ejemplo: son eventos independientes: Santos presidente, Santos el político, Santos padre de familia, Santos con cualquiera de los sombreros que todos tenemos en las diferentes actuaciones de nuestras vidas, al Santos que admiro, respeto y felicito es al Santos que nos hizo el más grande regalo a nuestra patria: la paz, con el grupo guerrillero más antiguo del planeta.

 

Ahora bien, que Santos tiene los más bajos niveles de aceptación en las encuestas que hacen los medios de comunicación, es explicable, por la propaganda negra de los resentidos, los envidiosos, los que han vivido de la guerra. Debemos recordar que dos personajes, fueron presidentes de nuestra patria tomando como bandera la guerra, uno creyendo que podía hacer la paz, siendo un personaje inmaduro y falto de estrategia, el otro un guerrerista a toda prueba y por demás acompañado de personajes tétricos en la historia de Colombia y con odios personales. Bajo este cielo, hay una polarización, muy preocupante, que tenemos a vencer, estamos divididos en dos bandos los amigos de la paz y los de la guerra, éstos últimos han usado las estrategias más viles y canallas para desvirtuar el proceso y lo siguen haciendo, y lo peor es que tienen seguidores, que se identifican por un solo nombre común: corrupción! Ganaron muchas prebendas y no las quieren perder. El problema es que la corrupción se metió en la mente y el corazón que forma una coraza que no deja ver más allá de la nariz. La historia que sigue aún no la hemos escrito.

 

Actualmente, estamos en manos de la Corte Constitucional y del Congreso, instituciones que deben estar a la altura de los hechos, no es fácil, pues la corrupción ha permeado todas las instancias de la vida política y directiva del país. Pido a Dios que los ilumine para que no estén por debajo del momento histórico que están y no le fallen a Colombia, que por una vez miren objetivamente el punto de inflexión en que estamos y legislen objetivamente y no de modo subjetivo, que piensen en las víctimas, en el atraso que hemos tenido por la guerra fratricida que hoy estamos venciendo.

Este es nuestro punto de inflexión en la historia, porque “las estirpes condenadas a 100 años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra”.